Purificarnos para la llegada del Dragón de agua al hemisferio sur

En este final de julio 2017 llega el signo animal Dragón de agua al hemisferio sur. Nos viene a visitar tal vez el signo más importante del horóscopo chino, pues une a todos los significados benignos del dragón dentro de la civilización china, todos los hermosos significados del agua para esa misma cultura. Entre ambos, la generosa figura mítica del dragón y el afortunado simbolismo del agua, representan todo lo bondadoso y benigno para la tradición china.

El Dragón de agua no llega con frecuencia a nuestras vidas. La mayoría lo verá llegar tan sólo una vez. Por ejemplo, alguien que nazca en septiembre de 2018 – cuando ya se haya ido nuevamente – recién lo verá llegar por primera vez a sus 59 años. Y, salvo que viviera hasta los 120 años, no lo verá llegar nunca más. Más esperanzas tendrán los nacidos en el año 2016, pues ellos lo verán llegar por primera vez en su segundo año de vida, y si después viven más de sesenta años, lo verán llegar de nuevo a sus 62 años. Eso es porque el Dragón de agua sólo llega cada 60 años a nuestros entornos.

Lo mismo le ocurre a todos los signos animales del horóscopo chino, por cierto. Todos llegan solamente cada 60 años. Pero el Dragón de agua es un signo especial para la cosmovisión china, por esos sus llegadas han sido siempre ocasiones realmente importantes en la China clásica, y poder verlo llegar dos veces en la vida ha sido por tiempos inmemoriales señal de un destino muy logrado, muy benigno y afortunado.

Ello no sólo para la persona, sino que también para todos quienes viven a su alrededor, y sobre todo para quienes están en contacto con ella o dependen de ella. Si la persona es médico, la buena fortuna se extiende a sus pacientes. Si es oficial de ejército, la bonanza se vierte entre sus tropas. Si es empresaria la suerte se reparte entre el personal y los clientes de su empresa. Y si es gobernante la buena fortuna hasta tiene el potencial de tocar a la puerta de todos sus conciudadanos.

Hay, eso sí, una condición sagrada para que esa suerte se haga presente en nuestra vida. Debemos haberla vivido, o haber tratado de vivirla por lo menos, con un mínimo de pureza. Igual, como la tradición china sabe que después de todos somos humanos, no se nos exige una pureza absoluta, pero haber tratado por lo menos de vivir limpiamente, sin jugarle sucio a nadie. Y seguir tratando. Y para eso se especifica purificarse energéticamente uno mismo, y también purificar nuestros espacios.

La purificación de los espacios es una analogía de la pureza personal, por eso es tan importante. Por eso empezamos este año en particular limpiando energéticamente con renovado celo, ya que es el Dragón de agua el nuevo signo visitante. Esa agua del Dragón viene a purificar el Qi y a abrir cauces por donde vendrá la buena suerte, a protegernos y ayudarnos a tomar conciencia de las eventuales calamidades que podrían venir y tomar debidas precauciones.

Y para eso hay que empezar sin cargas anteriores, hay que limpiar lo añejo y gastado lo que no funcionó descartarlo, lo malo sacarlo de nuestras vidas, olvidar, perdonar, saldar y purificar físicamente tanto el hogar, la empresa, tu trabajo y las malas cosas que nos sucedieron para que no se queden allí plantadas.

Hay que limpiar, limpiar y limpiar, purificar las energías, el Qi, a través del Dragón de agua, para que este hermoso signo animal nos encuentre purificados. Hay que empezar por limpiar y después celebrar. Así estaremos preparados para recibir una buena cosecha, cabalgar energéticamente con nuestros sueños, llenar nuestro saco energético para que nos soporte de buena forma, con suerte y ánimo este nuevo año energético que se nos avecina.

Mientras el dragón de agua tenga agua, podrá mantener su naturaleza divina. El dragón de agua es el espíritu divino entre las criaturas acuáticas. Por ello, mientras cabalgue en el agua, se mantiene su naturaleza divina. Pero al ser privado de agua, su naturaleza divina se esfuma. El gobernante mantiene una posición inspiradora de reverencia en el contexto humano. Mientras se incline hacia donde se inclinan sus súbditos, se mantendrá esa posición. Si deja de conducirlos como un lecho conduce a su agua, la reverencia que inspira se esfuma. El dragón de agua depende del agua para mantener su naturaleza divina. El gobernante depende de ser el lecho del agua de su pueblo para mantener la reverencia que inspira.” ~Guanzi, “Xing Xi” 1:4.10, 3:30.5~

El martes 8 de agosto de 2017 a las 18:30 celebramos la llegada del Dragón de Agua al Hemisferio Sur en la Escuela Chilena de Feng Shui, con nuestra tradicional fiesta de Año Nuevo chino del hemisferio sur. Allí Sylvia Galleguillos explicará los significados del Dragón de Agua y anunciará los portentos que traerá este Dragón de agua para el nuevo año energético que empieza el 8 de agosto. Nuestro amigo chino Yuxian Yao, director de Aromatimes, la escuela de aromaterapia más importante de Beijing, hablará sobre el significado del dragón para su cultura y tendremos, como siempre, la inolvidable danza del león y del dragón, cortesía de nuestro amigo Juan Carlos Ramirez, de la Asociación Chilena de la Danza del León y el Dragón. La adhesión es gratuita pero pedimos contribuir con algo rico para degustar, dulce o salado. ¡No te pierdas esta linda fiesta y trae a tus hijos a ver la danza del león!
Chen Rong, el Dragón de agua, en el pergamino de los nueve dragones

Chen Rong, el Dragón de agua, en el pergamino de los nueve dragones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *